El Blog de Manu

Usagi Yojimbo

Usagi Yojimbo

Usagi Yojimbo, literalmente “Conejo Guardaespaldas“, es la gran obra de Stan Sakai, un japonés que ha pasado casi toda su vida en Estados Unidos.

El protagonista es un conejo ronin, Miyamoto Usagi, que vive en el Periodo Edo de Japón. Después de haber perdido a su maestro en la batalla, vive recorriendo su peregrinaje espiritual particular, ejerciendo en ocasiones de guardaespaldas para poder llevarse algo de comer a la boca.

Aunque en el comic los personajes sean animales, no quiere decir que sea para niños, aunque también es cierto que las escenas violentas se suavizan en cierta manera. De hecho, la base histórica es bastante fidedigna, y los edificios, armas, ropas, entre otros elementos, están basados en los de la época.

Mi primer encuentro con este personaje fue con la versión de Spectrum del juego “Samurai Warrior: The Battles of Usagi Yojimbo“.

Samurai Warrior

La versión original fue programada en 1988 por Beam Software, el nombre original de Melbourne House, para Commodore 64. Fue portado después a Spectrum y Amstrad CPC por la compañía inglesa Source Software Ltd, y distribuido por Firebird.

El objetivo de esta aventura es liberar a Lord Noriyuki, que ha caído en las redes de su enemigo Lord Hikiji, un Daimyō que aspira a ser Shōgun. Para ello debemos conservar nuestro karma derrotando a los enemigos, y siendo serviciales con los campesinos y los monjes que se cruzan en nuestro camino. En caso de que nuestro medidor de karma baje a cero, el protagonista cometerá seppuku.

Este el aspecto que tenía el juego en las distintas plataformas que fue lanzado:

Samurai Warrior (Commodore 64)
Versión Commodore 64
Samurai Warrior (Spectrum)
Versión Spectrum
Samurai Warrior (Amstrad CPC)
Versión Amstrad CPC

Muchos años después conocí el comic, ya que Planeta de Agostini lo trajo a nuestro país en 1998. Desde entonces se ha venido publicando lentamente, y actualmente están disponibles quince de los veinte libros que ha sacado originalmente Dark Horse en Estados Unidos.

Aunque el orden de publicación no sigue el original, eso no es impedimento para disfrutar cada tomo. Se componen de pequeñas historias independientes, aunque de vez en cuando están entrelazadas entre sí.

Usagii Yojimbo Usagii Yojimbo Usagii Yojimbo Usagii Yojimbo

Además, hay dos juegos de rol basados en las aventuras del conejo. El primero es de 1998, hecho por Gold Rush Games, y el último salió el año pasado de la mano de Sanguine Productions.

Usagi Yojimbo RPG

Por si fuera poco, el mundo de Usagi Yojimbo está lleno de curiosidades:

  • El protagonista está basado en el guerrero Miyamoto Musashi, de hecho tienen el mismo apellido. Esto se debe a que originalmente el comic iba a ser con personajes reales contando la vida de este samurai, pero Sakai, haciendo pruebas de diseño, lo dibujó como un conejo y le gustó ambientar la historia de esa manera.
  • Hay numerosos guiños a películas de Kurosawa como “Yojimbo” o “Sanjuro“. Uno de los tomos tiene una clara referencia a “Lobo Solitario y su Cachorro“, y uno de los enemigos recuerda a “Zatoichi“.
  • Ha habido varios “crossovers” entre esta obra y Teenage Mutant Ninja Turtles.
  • Hay un spin-off de la serie llamado “Space Usagi“, en el que los protagonistas están en un mundo futuro que simula el Japón feudal.

Más información:

Comentarios

Doble R

Dios!! ¡¡usagi yojimbo es cojonudo!! yo me estoy comprando la coleccion entera

DJuego

Vaya, vaya. He llegado aquí a través de los comentarios a la entrada de un blog dedicada al comic Usagi Yojimbo. Durante los ochenta Usagi Yojimbo (Commodore 64) fue (para mi) el juego artísticamente mejor logrado de los que obraban en mi poder. Sólo juegos como Ghosts’n Goblings (en máquina arcade) podían comparársele. Nunca lo terminé, pero me fascinaban todos los detalles (como el del sepukku). Probablemente fue una de mis primeras aproximaciones al universo de los samuráis. No supe que estaba basado hasta muchos, muchos años después (tardíamente incluso respecto a su publicación en castellano :-))

Cito al comentario que hice en la otra entrada:

“Tener varios temas musicales, un arte gráfico en fondos y animaciones muy cuidado respecto al resto de los que poseía, “un sistema de esgrima”, reverencias, dar Ryos… En fin… Lo veía todo muy potente, y los proverbios aquellos en inglés le terminaron de dar su aura. Nunca llegué a terminarlo pero es que soy un jugador muy malo y los juegos de antes tenían un nivel de dificultad desconocido. ” ¡La paleta de colores me conmocionaba! 😀

¿Tienes algo que decir?