El Blog de Manu

PlayStation Day: Crónica de un evento desaprovechado

Madrid, 05:30 del Martes

Después de vestirme, prepararme y coger los bártulos, bajo a la calle en busca de un Taxi para llegar al aeropuerto. Afortunadamente, a los pocos minutos pasa uno, y nos dirigimos a la Terminal 1 de Barajas. En el trayecto, tenemos la típica charla entre conductor y pasajero, que poco a poco empieza a tomar un rumbo extraño:

-¿Y a dónde vas?

-A Londres.

-¿Y qué tal las chicas en Londres?

-Pues… hay de todo un poco, como en todos los sitios.

-¿Y son tan guarras como dicen?

Todo apuntaba a que la experiencia iba a ser bastante peculiar, y en efecto así fue… aunque prefiero no adelantar acontecimientos.

Barajas, 06:10

Al llegar al mostrador de Air Comet, me encuentro con varias caras conocidas, y también me voy presentando a otros asistentes al evento. En total, parece ser que iremos unas 45 personas, entre prensa generalista, televisión, revistas del sector y webs especializadas.

En la cola me encuentro reconozco a Boron de Akihabara Blues, y tras charlar un rato y sacar el asiento juntos, nos dirigimos a la puerta de nuestro vuelo. Una vez allí, nos encontramos con Sergio de LaPS3 y con David de GameProTV, con los que tenemos una charla de lo más amena.

Por otro lado, Susana y Mónica se apoderan de una cafetería, y utilizan sus mesas para coordinarnos y repartir las tarjetas de identificación, que llevamos al cuello para ir marcados como en los viajes del Imserso 😀

Tarjetita de moda

Gatwick, 09:20

Después de echar una cabezadita en el avión, llegamos a este aeropuerto londinense. En la cola de inmigración, me vuelve a pasar una cosa extraña, ya que mientras que todo el mundo pasa en cuestión de segundos, la policía que me toca a mí se queda mirando perpleja mi DNI, tras lo cual me pregunta en un perfecto inglés:

-Mmmm… ¿de dónde vienes?

-De España.

-¿Y cómo te llamas?

-Manuel… (¿es que no lo pone en el dichoso carnet?).

-¿Y cuándo es tu cumpleaños?

¿Es que me vas a hacer un regalo, jodía? El ocho de septiembre.

-Ah… vale.

Tras lo cual me devuelve mi documento y me deja pasar. ¿Es que tengo pinta de terrorista o algo así?

Al dirigirnos a la salida, vemos a una zagala con un cartelito que rezaba “PlayStation España“, y nos agrupamos alrededor para ver el siguiente paso… ¿acaso nos llevarán en limusina?

Llegando al aeropuerto

Nuestro gozo en un pozo, ya que parece que un autocar nos va a llevar al hotel y al evento. Sin embargo, en ese momento no sabíamos las consecuencias de ese viaje…

Esperando el autobús

El caso es que me senté al lado de Roger, de Vadejocs, con el que tuve una interesante conversación acerca de nuestras amistades comunes, de nuestras respectivas ciudades, de los videojuegos en general, y de lo que nos esperaba en el evento. Por otra parte, Maria Jesús nos empezaba a poner los dientes largos con lo que nos esperaba esa tarde, aunque se aseguró de no desvelar ningún dato concreto, pese a nuestra insistencia.

Casi sin darnos cuenta, llegamos a Greenwich, aunque tras pasar unas cuantas calles, nos extrañó que no viéramos el Hotel. El día anterior había impreso un mapa de la zona, así que lo saqué y empecé a ver por dónde íbamos. Cuando estábamos a unos metros del hotel, el conductor decidió girar a la derecha cuando tuvo que ser a la izquierda, aunque al principio no le dí importancia al asunto. Cuando vi que estábamos llegando al Támesis, empecé a comentarlo a mis compañeros, y la propia María Jesús empezó a mosquearse. Tras ver el mapa, comentó el asunto con el conductor, que encima se puso chulo y empezó a gritar. Después de unos minutos, dio un cambio de sentido de la forma más ilegal posible, y al detenerse pudimos ver una curiosa señal:

Una señal...

Sin embargo, la diversión acababa de empezar, ya que cuando llegó al punto en el que realizó el giro incorrectamente… ¡volvió a tomar la dirección equivocada! Nuestros estómagos estaban impacientes por “repostar”, pero nuestro amigo nos hizo de nuevo un pequeño recorrido turístico por la zona, antes de llegar al hotel. ¿Será una muestra del famoso humor inglés?

Novotel Greenwich, 12:30

Después de recoger la llave, dejé las cosas en la habitación, y me di una duchita rápida antes de bajar a comer. La verdad es que los de Sony se portaron bastante bien, ya que sólo en hotel, se dejaron más de 200 Euros en cada uno, sin tener en cuenta la comida y el desayuno.

La habitación del Hotel

Después de quitarme el olor a chotuno, bajé al restaurante, que prácticamente estaba invadido por los medios españoles. El buffet no estaba nada mal, aunque se echaban de menos platos de más consistencia que un arroz blanco, una ensalada o pescado al vapor. Menos mal que los postres estaban bastante bien, aunque la pobre Susana los contemplaba con unos ojitos de cordero degollado…

Boron y Sergio de protas :D

Tras el refrigerio, tuvimos cerca de una hora para descansar un poco, y algunos intrépidos aprovecharon para visitar el monumento al meridiano 0… lástima que no me enterase a tiempo de la excursión. Eso sí, lo curioso fue encontrar cerca de la recepción una PlayStation 2 con el “Gran Turismo Concept” atascada desde vete tú a saber cuanto tiempo… ¿casualidad?

Gran Turismo Concept

Rumbo a The O2, 14:45

Con la agenda algo apretada, nos dirigimos a The O2, un gigantesco centro de entretenimiento dentro del cual iba a celebrarse el evento. Viendo el mapa, uno espera llegar en aproximadamente 10 minutos, pero nuestro fantástico conductor logró convertir ese pequeño trayecto en una aventura de casi una hora.

The O2

Llegamos a eso de las 15:30, y la conferencia comenzaba a las 16:00… por lo que no era de extrañar que a la entrada del IndigO2 -el teatro de tres plantas donde estaba el PlayStation Day– nos encontráramos con decenas de periodistas de toda Europa intentando entrar. Sin embargo, no contaron con nuestra astucia española, y con un hábil movimiento haciendo el trenecito, conseguimos colarnos gracias a Mónica.

indigO2

Una vez dentro, y tras confirmar nuestra reserva, sacamos otro pase y una pulserita al estilo hotel caribeño, que nos permitió el pase a la sala. Además, conseguí sacar una foto furtiva a la contraseña del WiFi, para intentar conectarme durante las charlas.

Repartiendo pulseritas

Conseguimos un buen sitio en las primeras filas, y me siento entre Roger y David, mientras anuncian que tenemos que esperar unos minutos más. En ese tiempo, Roger saca su portátil, y jugando con el brillo y el contraste al más puro estilo CSI, tratamos de sacar algo en claro de la fotografía que saqué a la contraseña. Él consigue estar online, pero mi iPod Touch se negó a conectarse a la WiFi

Indigo O2, 16:15

Dan comienzo las charlas, aunque los detalles de las mismas los daré mañana en un artículo a parte. En resumen se podría decir que Kaz Hirai se disculpó por un primer año de PS3 algo decepcionante, David Reeves prometió el oro y el moro para el siguiente, y Paul Hollywood eclipsó al resto de participantes con una presentación muy preparada sobre el próximo “Motorstorm: Pacific Rift“.

¿Hawaii? ;)

Indigo O2, 17:45

Después de las charlas, los distintos stands temáticos quedaron abiertos para el disfrute del personal. Sorprende ver mucho material ya publicado, y algunas novedades que o bien estaban en un desarrollo muy prematuro, o directamente “desaparecieron”, como ocurrió con “Ghostbusters” cuando quise probarlo.

Ghostbusters y Lego Batman

El caso es que aproveché para probar algunos títulos que tenía en el punto de mira, y también para charlar con algunos desarrolladores, que estaban deseosos por mostrar sus productos. Como es un tema bastante extenso, hablaré de esto con más detalle el próximo miércoles.

Indigo O2, 23:00

Después de tomar el aire, llenar el estómago de canapés -benditos tacos y pinchos de pollo-, y probar todos los zumos que tenían -es lo malo de ser abstemio-, aproveché para charlar con algunos compañeros que estaban por allí. Muchos compartían la impresión que tenía yo: que era una pena haber montado todo el tinglado para mostrar tan pocas novedades. Lo más seguro es que la intención haya sido dar una muestra de la situación actual de Sony a los medios generalistas, y de demostrar que los juegos casual no sólo son territorio de Nintendo.

El caso es que allí tampoco se podía pensar con claridad, porque a última hora apareció el famoso DJ Paul Oakenfold que pinchó una música que agradó a muchos, y puso de los nervios al resto, como era de esperar. A mi personalmente me gusta su estilo, aunque también es posible que algunos fans radicales de U2 le esperaran a la salida después de la que montó con “With or without you“…

Paul Oakenfold

A eso de las doce salimos a recoger el kit de prensa -algo escaso, pero con un par de DVDs repletos de material sobre los juegos mostrados-, y a encontrarnos de nuevo con nuestro amigo conductor. Aunque algunos pensábamos que era imposible que se equivocase de nuevo… ¡lo volvió a hacer! Menos mal que la bebida, el cachondeo que llevávamos, y el hecho de que ya no hubiese ninguna prisa, hicieron que se convirtiese en algo anecdótico.

Eso sí, llegamos bastante tarde a nuestras respectivas habitaciones, y caímos como un tronco en la cama.

Novotel Grenwich, 06:00 del Miércoles

Había puesto alarmas en la televisión y el móvil para no dormirme, pero la recepción tuvo el detalle de despertarnos para no perdernos el desayuno. Después de una relajante ducha, y de recoger un poco la habitación, bajé al restaurante para prepararme un English Breakfast.

Huevos revueltos, bacon y una salchicha, fueron acompañados por algo de fruta y unos bollitos realmente apetitosos. Después de charlar con los chicos de Intereconomía y con Isabel de Playstation.com, me subí a recoger la mochila, y a dejar la llave del hotel.

Autocar del infierno, 07:15

Con un poco de retraso, nos dirigimos a Gatwick, pero nuestro amigo nos lleva directos a un atasco, y para salir de él se mete en otro peor. El reloj no para de avanzar, y tras un rato que se hace eterno, por fin logramos incorporarnos en la autopista. A las 9:30 estábamos en el mostrador de Air Comet… para un vuelo en el que se embarcaba a las 9:10.

A medida que nos fueron dando los billetes, corrimos hasta nuestra puerta, aunque tuvimos que pasar por los controles de inmigración, metales, y otro estúpido en el que te hacen quitarte los zapatos, al más puro estilo americano. Sin tiempo de ver las tiendas con tranquilidad, llegamos hasta la puerta para comprobar que nuestro vuelo se había retrasado…

Aprovechamos para charlar con “los Danieles” de Axel Springer sobre la tarde de ayer, mientras las chicas de Sony se van a por algo de avituallamiento. Después de embarcar una hora más tarde, el vuelo no sale, ya que un simpático pasajero decidió que no le apetecía volar, y por motivos de seguridad tuvieron que sacar su maleta del avión. Después de charlar con el reportero de La Razón, y con el mítico Némesis -con el que coincidí en Retro Madrid-, el avión sale para Madrid.

Barajas, 16:00

El vuelo se pasa rápido, ya que el sueño nos puede a casi todos, y por fin estamos de vuelta. Tras besar el suelo llegar a la recogida de maletas, nos despedimos, y fui al Metro junto a Daniel de Hobby Consolas, y Boron. Después de bromear sobre las anécdotas del viaje, nos vamos separando, y por fin llegué a casa para contar a mi mujer la experiencia.

Conclusiones

A pesar de lo que pueda parecer, mereció mucho la pena, y estos dos días han sido realmente especiales. Me gustaría dar las gracias por todo al equipo de Sony España, que ha estado muy atento de nosotros, y en especial por haberse acordado de mí para cubrir un evento como este.

En los próximos días contaré más detalles de lo que pude ver allí, y si todo va bien, también habrá análisis de dos juegos de PlayStation 3 que estuvieron presentes en la feria… ¿alguien quiere hacer apuestas? 😉

Comentarios

Samsolo

Sin lugar a dudas el conductor debía de haber jugado muuucho en los últimos días a GTAIV XD.

Un saludo

Emper

Buena croniquilla 🙂 La verdad es que siempre se agradece un sarao fuera de nuestras fronteras (y dentro también!), y parece que la gente de Sony España se lo curró 🙂

(así que para la siguiente invitadme, a ver si conseguís convencerme de que una PS3 es mejor que una 360 ;))

Dani

No me lo puedo creer: cuando estuve en Londres me hice una foto con una señal igual… ¿era irresistible, eh?

miguel

Wow…menudo espectáculo. Pero bueno, como dices, seguro que valió la pena pasar por semejante “mamoneo” al volante ;-D

Gamboi

Manu, “avituayamiento” es con ll ;P.

Pues no estuvo mal el día, eso sí, deberíais haberle dado estopa al conductor, porque vaya incompetente xD.

Manu

Gracias por el apunte 😉

vid's

Lo de diversion ends formaba parte de la parafernalia del evento ? Porque si vas a un evento a eso, como que corta un poco ver un cartel tan críptico xD

Roger

Un saludo Manu y la próxima le pasas antes el mapa al conductor jajajaj

Vaya dos perlas.

¿Tienes algo que decir?