El Blog de Manu

Impresiones de “LittleBigPlanet”

LittleBigPlanet

A estas alturas, no creo que hablar de “LittleBigPlanet” sorprenda a nadie, pero después de haber echado bastantes horas a este título, y ahora que ha pasado un tiempo desde su lanzamiento, es un buen momento para hablar con perspectiva, e intentar ver lo que supone este juego para la situación que vive actualmente la industria.

En cuanto a “LittleBigPlanet” como desarrollo, creo que prácticamente todo lo que se puede decir de él es positivo. El gran diseño de todo el juego se complementa con un engine bastante potente, que da vida a uno de los títulos de plataformas más completos que he visto últimamente, y más teniendo en cuenta que este tradicional género ha sido uno de los más castigados en los últimos años. En mi humilde opinión, y para resumir este apartado, creo que hay mucha más vida en cualquier fase de este juego, que en títulos supuestamente más “potentes” como “Gears of War 2“.

LittleBigPlanet

La variedad de los escenarios “predefinidos” es bastante grande, y están inspirados en el mundo real. De esta manera, daremos una vuelta por una sabana africana bastante animada, un jardín zen, las calles de Nueva York, o por una boda latinoamericana de lo más esotérica. Unas muestras del buen hacer de los chicos de Media Molecule, que se han encargado además de llenar los niveles de todo tipo de objetos ocultos, para que demostremos las lecciones que hemos aprendido al explorar a fondo los juegos de Mario. Sin embargo, y a diferencia de los juegos diseñados por Miyamoto, la clave para conseguir algunos de ellos en “LittleBigPlanet” es jugar acompañados, algo que nos invita a difrutar de la aventura en compañía.

En cuanto al control, salvo algún que otro problema al cambiar de plano, es una delicia controlar a los “sackboys”. De hecho, es de los pocos juegos en los que se nota realmente el uso analógico de los botones del pad al saltar, un detalle que puede pasar desapercibido al principio, pero que será muy útil en algunas situaciones. Por otro lado, resulta bastante gracioso mover los brazos de los personajes y cambiar su expresión, y no deja de ser sorprendente que los diseñadores hayan dedicado una gran parte del mando para realizar estas acciones aparentemente accesorias, aunque realmente serán útiles cuando no estemos solos en nuestra partida.

LittleBigPlanet

Sin embargo, el momento en el que verdaderamente aprovecharemos el potencial de este juego, es en el que construyamos nuestros propios niveles, y cuando veamos las obras maestras que son capaces de crear algunos manitas que hay por ahí. De hecho, en mi opinión el modo principal no es más que una especie de tutorial de lo que podemos hacer nosotros mismos, y una forma divertida de conseguir todos los materiales que necesitamos para construir nuestros escenarios, que se complementan con las fotos que hagamos con la PlayStation Eye, y si todo va bien con el desarrollo de las mejoras previstas, con las imágenes que tengamos en la consola.

Con un poco de esfuerzo, podemos crear auténticas maravillas, y aunque el editor es bastante flexible e intuitivo, es importante reseñar que la verdadera diversión se logra después de un trabajo creativo importante, y no es algo que tengamos a corto plazo. De hecho, este es el mayor problema que veo a un juego como “LittleBigPlanet“, ya que el ser humano es vago por naturaleza, y la mayoría necesitamos que nos den las cosas “masticaditas”.

LittleBigPlanet

A pesar de que la crítica ama a este juego, la respuesta de la gente no ha sido especialmente positiva, y en casi dos meses ha vendido menos copias que “Resistance 2” en pocas semanas. La apuesta de Sony ha sido muy loable, y espero que termine dando los resultados esperados, pero creo que si damos un paseo por las tiendas de segunda mano en los siguientes meses, este va a ser uno de los juegos más “populares” en sus estanterías. Es triste, pero así es la vida…

Comentarios

ziklon

Aviso que no tengo el juego, pero leyendo los análisis me da la sensación de que este juego es una herramienta para crear escenarios con una demo de funcionamiento. ¿Quizás no hubiera sido mejor un plataformas largo (ya que yo creo que los sackboys tienen bastante carisma para gustar a la gente) y darle un poco menos importancia al editor? Yo pienso que la posible complejidad del editor “asuste” a los compradores.

Muy buen artículo,como siempre 🙂

Manu

La verdad es que no es tan exagerado como para eso, el juego es largo y hay mucho para explorar, pero lo cierto es que la miga del juego es usar tu creatividad para editar y crear niveles. A eso me refería cuando me parecía que el modo principal era un “tutorial” 😉

Pabloquea2

Me encanta este juego y es una pena que no venda tanto como merece. El mayor problema que sufre este título es que al salirse de la tónica de la mayoría de los juegos, la gente a primera vista no sabe de qué va el juego, además de tacharlo de infantil, sin conocer sus posibilidades. Ante esto he de remarcar que la campaña de marketing por lo menos en España no soluciona nada, incluso creo que confunde aún más.

El modo “historia” está bastante bien, pero cuando comparas el puñado de niveles que ofrece contra los miles y miles que hay online, muchos de ellos increíbles, pues como que ensombrece un poco. Precisamente la gracia de este título está en el editor, que sí que requiere un poco de práctica, pero el esfuerzo merece la pena.

Dabor

Yo pienso que éste juego estaría mucho mejor como descarga en PSN. Que gastarme 60-70 euros en un juego en el que yo me tengo que crear los niveles…(porque los que vienen, prácticamente son de prueba, aunque se agradece que sean numerosos).
De todos modos, tiempo al tiempo, tal vez lo acaben sacando en PSN…(y creo que ésa era la idea inicial)

Pedja

Aunque ya hablaré del juego en el PixeBlog, sólo quería decir una cosa: todavía no he visto ni un solo nivel personalizado, de entre los miles y miles, que siquiera se acerque a la excelencia de los que Media Molecule ha diseñado, algunos sencillamente sobresalientes, como el de la serpiente que recorre el nivel o el de Frida destrozando el escenario a su paso.

¿Tienes algo que decir?