El Blog de Manu

Impresiones de “Last King of Africa”

Last King of Africa

El nombre de Benoît Sokal seguro que les suena a bastantes seguidores del cómic europeo, aunque a muchos aficionados a las aventuras gráficas seguro que les traen buenos recuerdos los juegos de la saga “Syberia“, dos de los títulos que el belga firmó en su paso por Microïds. Para ampliar horizontes, en 2003 fundó White Birds Productions junto con otros ex-compañeros, y los frutos comenzaron a materializarse hace un par de años, con la adaptaciones de la novela gráfica “Paradise” del propio Sokal, en forma de aventura.

Aunque no tuvo gran acogida por tener una calidad por debajo de lo esperado -sobre todo después de ver “Syberia II“-, decidieron hacer una versión simplificada para Nintendo DS -que parece ser una mina para las aventuras gráficas-, y por fin ha llegado al mercado rebautizada como “Last King of Africa“, en un intento de solventar las carencias de la versión para compatibles.

Last King of Africa

Desgraciadamente, nos encontramos con un juego que podría haber dado mucho más de sí, ya que desde el principio nos damos cuenta de que algo falla. Aunque el argumento es interesante -y no me ocuparé de destriparlo por aquí-, éste se desenvuelve de forma algo tosca, ya que el juego se limita a poco más que a una sucesión de puzzles más o menos lógicos, y a unas pocas líneas de diálogo. Afortunadamente estos se encuentran bien localizados en general, e incluso hay secuencias de vídeo de vez en cuando, aunque se echa en falta algo más de cohesión en la historia que transcurre en el juego.

El apartado gráfico no está nada mal, y recuerda en parte a lo que vimos en los primeros “Resident Evil“, con personajes poligonales y entornos prerrenderizados. Sin embargo, algunos fondos tienen una calidad demasiado baja -algo así como un JPEG comprimido de forma excesiva-, y los modelos de los personajes están algo faltos de detalle, aunque por otro lado las animaciones no están nada mal.

Last King of Africa

El control es sencillo a priori, con un uso casi exclusivo del puntero, pero a menudo veremos que a la protagonista “le apetece” ir por otro camino al que hemos señalado, y aunque tendremos un mapa en la pantalla superior, muchas veces no será demasiado intuitivo ir en la dirección que queramos. Por otro lado, a pesar de que el botón Select ilumina los objetos con los que podemos interactuar, puede que ya no sean útiles o que sólo podamos hacer algo en el futuro, eso cuando no se requiere que la interacción se realice “al píxel”, así que la utilidad de esta ayuda es relativa. Afortunadamente, el manejo del inventario está bastante bien resuelto, y no da demasiada pereza el hecho de probar a realizar distintas acciones con los objetos que tengamos en nuestro poder.

En definitiva, estamos ante un título que tenía bastante potencial en la DS, y que se ha quedado en un juego sólamente para fans del género. Si ya has devorado títulos como “Another Code“, “Hotel Dusk” y los “Phoenix Wright” -por poner algunos de los mejores ejemplos-, y estás a la espera de “Runaway 2“, esta puede ser una buena opción. Eso sí, lo mejor es contar con grandes dosis de paciencia, tanto por los fallos en el control, como por la falta de lógica de algunos puzles… aunque imagino que esto último no es nada nuevo para los aficionados a las aventuras gráficas 😉

Comentarios

vero

me he perdido

lord kaede

La verdad que eso de que te marquen los objetos utiles siempre me parecio que le quitaba la gracia, lo mejor de una aventura grafica es ir descubriendo las cosas por vos mismo, si ya te lo dan todo “masticado” pierde la gracia.

¿Tienes algo que decir?