El Blog de Manu

Concurso: “Avencast” puede ser tuyo

Avencast

Gracias a FX Interactive puedo regalar una copia de “Avencast” a uno de mis lectores, y la forma de participar es bastante sencilla. Para optar a este juego, hay que escribir un comentario en esta entrada, con un pequeño análisis de vuestro juego favorito de FX Interactive. No tiene que ser un texto necesariamente largo, pero sí original -no vale copiar de ninguna otra web o revista-, y sobre todo bien redactado.

Tenéis hasta el último día de este mes de Septiembre, es decir, una semana. ¡A qué esperáis! 😉

  • El periodo de participación es desde hoy 23 de Septiembre de 2008, hasta el 30 de Septiembre de 2008.
  • Sólo podrán participar -o al menos ganar un premio- los residentes en España.
  • El premio se envía por Correos, y no me hago responsable de su posible extravío.
  • No se puede cambiar el premio por dinero.

  • Las dudas se resolveran en esta entrada, o escribiéndome a mi correo electrónico.

Comentarios

ulysess

The Longest Journey.

Aunque hoy día las aventuras gráficas son un género un poco abandonado, nos han dado títulos que merecen la pena recordar. Uno de ellos es el que voy a comentar, puesto que se merece estar en el podio de una de las mejores aventuras jamás creadas: The Longest Journey.

Con una trama que no deja de asombrar, nos vemos sumergidos en dos mundos distintos, y nuestra protagonísta, en medio de los dos, intentando liberar al universo del caos.

Banda sonora cinematográfica, íntegramente en castellano, 150 lugares a explorar, 400 escenarios y mucho más nos espera en esta apasionante aventura, digna de ser jugada por todos aquellos que recuerdan, con cierta nostálgia, la magia de este género, que tantas horas de alegrías nos ha dado.

¡Rápido, el equilibrio está a punto de romperse, y sólo tú puedes salvarnos!

arki24885

Sin duda alguna el juego que merece una pequeña mención es aquel que pese a que hayan pasado años desde que lo compré no acumula ni una mota de polvo, ya que cuando un juego es bueno es imposible no querer volver a echar una partidita de vez en cuando. tZar: E poder de la Corona tiene un rinconcito en la estantería de encima de mi ordenador, y es que es inevitable que de vez en cuando tienda a darme un atracón de esta joya, ¡¿Cómo va a acumular polvo si lo veo llamarme ahí enfrente?!.
tZar es un juego de estrategia a tiempo real que está formada por cinco juegos que forman la saga, en concreto el que yo poseo es la edición especial de “La Reconquista” inspirada en la España medieval en tiempos de El Cid Campeador, aunque ahora venden la edición tZar Anthologhy que reúne las cinco sagas en una por el módico precio de 9.95€. En cada una de las sagas viviremos distintos momentos de la historia, desde la ya mencionada Reconquista, pasando por la recuperación del trono de Inglaterra a manos del Rey Arturo, hasta incluso combatir junto a Gengis Khan para formar el mayor imperio que ha habido en Asia. ¡Pero cuidado!, esas grandes hazañas han ido pasando de boca en boca hasta hoy día y no todo es como la historia cuenta… los mitos y las leyendas cobran vida en este juego donde podemos encontrarnos con magos y criaturas fantásticas como dragones, orcos o golems de piedra que harán que nuestra estrategia de combate sea aún mas interesante (^^,).
El modo de juego es sencillo, al estilo de los conocidos “Age of Empires” y “Command & Conquer”, donde deberemos crear diferentes estructuras para aumentar la tecnología de nuestra civilización y así poder formar guerreros mas potentes para la invasión y/o defensa de nuestro territorio. Deberemos crear campesino que cultive el suelo, formen granjas y pesquen para conseguir comida, así como talar árboles y formar minas de piedra y oro para aumentar los recursos de la civilización para que permitan expandirse tanto en habitantes como en tecnología. Arqueros, jinetes, catapultas, ballestas, barcos, buques, torretas, murallas, fortines, magos, ninjas XD,…
El juego nos permite elegir tres civilizaciones distintas en modo escaramuza: árabes con sus genios de la lámpara, asiáticos con sus dragones y occidentales con sus golems, pudiendo jugar tanto contra una astuta inteligencia artificial como en modo online contra otros jugadores. Personalmente me gustan mas los asiáticos por los dragones, que pese a que los magos tengan menos trucos en la manga, el que los dragones puedan volar te permite atacar a distancia con menos recursos (Por ejemplo para atacar a una civilización que está en otro continente con golems harían falta barcos para transportarlos y si te los derriban en pleno mar…)… Es impotante conocer bien el árbol tecnológico de cada civilización ya que cada una posee magia, guerreros y tecnología propia (por ejemplo ninjas en los asiáticos, sanación milagrosa por pare de los clérigos occidentales o guerreros Jihad en los árabes entre otros), que bien me vinieron los tres trípticos de batalla que venían la caja con el esquemita del árbol jerárquico de cada civilización XD. Podremos además crear nuestros propios mapas con su editor y mil cosas más que hacen que este título nos ofrezca muchísimas horas de juego.

Lashiec

Bueno, pues yo me decantaré por el TrackMania Original. La verdad es que pocas veces he visto un juego que engañara tanto a primera vista, parece un juego de carreras sencillote, de los de apurar la frenada en cada curva y llegar a la meta lo antes posible, teniendo como máximo desafío el superar tus propios tiempos.

Hasta que empiezas a jugar y ves que todo es un espejismo, que el juego de cochecitos es realmente una maquiavélica colección de pistas a cada cual más compleja, y que lo máximo que podrás conseguir en las primeras partidas es acabar la carrera, ya que el conseguir un tiempo medianamente respetable sólo estará a tu alcance una vez conozcas la pista y domines el comportamiento del coche sobre la misma. De hecho, la mayoría de las veces piensas que estás ante un juego de puzzles sobre el cual algún loco francés ha colocado varios tipos de coches.

Los circuitos que presenta el juego están divididos en varios grupos. Cada uno de estos grupos se caracteriza por presentar una serie de requisitos para acabar con éxito las pistas que contiene: en uno tendrás que correr por pistas que se asemejan a un juego de plataformas, por lo que tendrás que comerte el coco para encontrar el mejor método de “saltar” al siguiente tramo; en otro tendrás que realizar todo tipo de locuras con el coche como si de un Tony Hawk se tratara… y así hasta cinco grupos distintos.

El juego es increíblemente adictivo, primero por el desafío que presenta al jugador, y ya más tarde por el afán de superar tus propias marcas. Además tiene una vida muy larga tanto por la creciente dificultad de las pistas, como por el amplio número de las mismas, y eso sin contar las que puedes conseguir por Internet o crear tú mismo con el editor de circuitos.

Gráficamente está bastante bien para los tiempos que corren, gracias al uso del motor del TrackMania Sunrise. No impresionará a nadie, pero a cambio tienes un juego resultón en máquinas modernas que funciona perfectamente en sistemas más antiguos.

Si algo se le puede achacar es que la curva de dificultad es sencillamente brutal, empezando muy fuerte desde el principio y yendo todavía a más a medida que avanzamos en el juego. Sin duda, Nadeo tomó nota de este detalle, ya que los nuevos TrackMania son mucho más asequibles desde un principio, y la dificultad va subiendo de una forma mucho más suave.

En conclusión, TrackMania Original es un juego muy recomendable para aquellos que quieran probar un juego de carreras diferente, así como para todos aquellos que buscan un juego que les presente un cierto desafío sin llegar a la frustración por culpa de una dificultad desmesurada.

¿Tienes algo que decir?