El Blog de Manu

Barcelona

Como ya dije este domingo, la semana pasada estuvimos unos días en Barcelona. Es curioso que, a pesar de haber hecho escapadas más largas en numerosas ocasiones, nunca hubiésemos visitado la ciudad condal, pero aprovechando unas vacaciones de mi mujer, decidimos poner remedio a esa falta 😉

La verdad es que la estancia fue muy agradable, y se nos pasó volando, ya que nos ha encantado prácticamente todo en Barcelona. El primer día estuvimos visitando la Sagrada Familia, una iglesia que está en eterna construcción, pero que aún así tiene una belleza especial, gracias a las geniales ideas de Antoni Gaudí, y de los arquitectos que le han ido sucediendo.

Sagrada Familia

Sagrada Familia Sagrada Familia

Después de comer, fuimos dando un paseo hasta el Passeig de Gràcia, para ver esta parte de la ciudad, y las otras obras de Gaudí. Tanto La Pedrera como la Casa Batlló son sencillamente geniales, y demuestran que este catalán estuvo adelantado a su tiempo.

La Pedrera

Casa Batlló

Para rematar el día, pasamos la tarde en el Parc Güell, en el que te espera una sorpresa en cada esquina… aunque esto no sería del todo correcto, ya que llama la atención la gran cantidad de líneas curvas que definen al parque.

Parque Güell

Parque Güell Parque Güell

El día siguiente estuvo dedicado casi totalmente a visitar el Monasterio de Montserrat, y los alrededores. El templo es precioso, y se funde perfectamente con la montaña. Después de presentar nuestros respetos a La Moreneta, tomamos los funiculares para ver la Santa Cova, y la ermita de San Juan. La pena es que hubo bastante niebla cuando subimos, y nos perdimos gran parte de las vistas.

Monasterio de Montserrat

Monasterio de Montserrat Monasterio de Montserrat

Esa noche quedamos con Dandel y con Cristina, que nos llevaron a dar una vuelta por las Ramblas, y por el Raval. Después de la cena, tomamos algo en el pintoresco “Bosc de les Fades“, y terminamos la velada con un paseo por el puerto.

Al día siguiente volvimos a recorrer el Barrio Gótico, dado un pequeño repaso a todo lo que le caracteriza. La verdad es que en fin de semana esta zona brilla con luz propia, y merece la pena perderse por sus calles.

Iglesia de Santa María del Mar

Barrio Gótico Colón

Por la tarde estuvimos en el Japan Weekend, y luego bajamos por Montjuïc hasta la Plaça d’Espanya. Tuvimos la suerte de ver las fuentes en funcionamiento, y el contraste con el Museu Nacional d’Art de Catalunya era sencillamente espectacular.

MNAC

Torre de Telecomunicaciones de Montjuïc Plaza de España

Desgraciadamente nos tuvimos que volver al día siguiente por la mañana, aunque la ciudad nos despidió con una llamativa exposición de coches antiguos:

Retro cars...

Personalmente, he tenido la suerte de poder visitar algunas ciudades importantes como Roma, Londres o París, pero, de momento, sólo habría dos que cambiaría por Madrid. La primera sería Tokyo, que me enamoró completamente, y la segunda sería sin duda Barcelona.

¡Hasta pronto, Barna!

Comentarios

dandel

Vista en fotos, la ciudad parece que mole más que en persona XD

Manu

Eso es que no la aprecias como es debido 😉

Pedja

Cuando la visité hace un año y pico, me encantó. Y eso que iba esquivando el Camp Nou xD pero la gente de allí y la belleza de una ciudad moderna y llena de sorpresas, me sorprendió muy gratamente.

Dani

Yo tampoco he ido y voy a ir dentro de poco (y de paso al Salón del cómic), así que toda la información me viene bien.

KaTaLa

ehehe buen post, eso de “y la segunda sería sin duda Barcelona”, me ha calado hondo :P, pues es verdad que a veces no apreciamos donde vivimos, y en fotos parece otra ciudad xDD

PD: Pedja la proxima vez avisa y te llevamos al camp nou xD

¿Tienes algo que decir?