El Blog de Manu

Análisis de Woomb

Hace unos días me hice eco del lanzamiento de Woomb, una plataforma de distribución de juegos análoga a la japonesa Amusement Center.

Ese mismo día, me puse en contacto con Sander Zuidema, el jefe de prensa de Bazix, y tuvo el detalle de ofrecerme una cuenta de prensa para la evaluación del producto. Me dio a elegir dos juegos de todo el catálogo, y finalmente me decanté por “Golvellius 2” y “Undeadline“.

Después de esto, lo primero que hice fue descargarme el “Lanzador de Woomb”, que es la aplicación desde la cual se gestionan los juegos que se han adquirido en la web. Desde aquí podemos ver los juegos que hemos comprado, los que hemos descargado y su tamaño en disco. Si podemos descargarlo, al ponernos encima del título y una vez hayamos elegido una ruta, se bajará el juego y su manual en PDF.

Hay que decir que los manuales están cuidadosamente traducidos por Rieks Warendorp Torringa y su presentación es bastante fiel a los originales de MSX, además de tener algunos detalles actualizados para estas ediciones digitales. Por ejemplo, en el manual de “Undeadline“, podemos leer esto:

Matsushita’s FM-PAC

If you insert the FM-PAC in the cartridge slot of the MSX2, its FM sound capabilities will automatically be used. Its S-RAM is not supported, however.

The WOOMB re-release auto-matically makes use of the sound capabilities of the FM-PAC.

Por si fuera poco, y si somos suscriptores del servicio, podemos descargar material adicional. En el caso de “Golvellius 2” se trata de un conjunto de ilustraciones, bocetos, así como de un kit para hacer un “Golvellius’ Roar“, y en el de “Undeadline” una PDF para imprimir una pegatina con el logo. El objetivo es replicar digitalmente y con el mayor grado de detalle lo que tendríamos si hubiésemos comprado el juego original de MSX en Japón.

Hay que destacar el hecho de que se pueden comprar los juegos sin estar suscrito, pero eso hará que no salgan ligeramente más caros, y además no podemos disfrutar de los extras de los juegos (sólo del manual). Se pueden leer más detalles acerca de esto en las Preguntas Más Frecuentes del servicio.

La emulación se basa en el MSXPLAYer -el emulador oficial de la MSX Association-, y ofrece lo justo para disfrutar de cada juego. Podemos cambiar el modo de visualización (Ventana, Pantalla completa), seleccionar la calidad del sonido, cambiar el disco si procede, cargar y guardar estados (hasta un máximo de 10 partidas), y algún pequeño detalle más.

Esta es quizás una de las mayores pegas del servicio, ya que no se puede extraer la imagen del juego para utilizarla legalmente con otros emuladores más completos (como blueMSX), ni para jugar a los juegos traducidos en un MSX real. Sin embargo, no se puede negar que la experiencia de tener los juegos es como poco diferente a la de bajarse las ROMS y jugarlas de cualquier manera, ya que se nota el cariño que se ha puesto en los manuales, las traducciones y los extras que acompañan a los juegos.

¿Merece la pena? La decisión es vuestra 😉

Comentarios

Konamito

Interesante artículo e interesante iniciativa la de Woomb.

La única pega es no poder disfrutar de los juegos en local ¿? haciéndose imprescindible la conexión a Internet. En cualquier caso es fantástico poder disfrutar de una serie de extras añadidos al juego como pueden ser las pegatinas del cartucho y el manual completamente traducido. Eso no tiene precio.

Un saludo.

Manu

Lo de no poder jugar los juegos sin conexión es, ciertamente, otra pequeña pega. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es más que otra medida de seguridad para evitar la piratería.

Por otra parte, lo mejor del servicio es, como comentas, la posibilidad de tener el material traducido. En este sentido es hasta superior a otras plataformas de distribución como XBLA o la Virtual Console.

Manu

Gracias por el aviso, aunque de eso ya me chiva el propio wordpress 😉

¿Tienes algo que decir?